Jóvenes y Derechos. Mensajes para incidir en la esfera pública

Fecha: 
Mar, 2011-08-30
Lugar: 

Región Andina

Descripción: 

Ya se encuentra en línea nuestra última publicación: Jóvenes y Derechos. Mensajes para incidir en la esfera pública

El enfoque de los derechos humanos pone las necesidades de las personas en el centro de atención. Sostiene que los derechos son fundamentales, inalienables, universales e indivisibles. También destaca la obligación del Estado de respetar, proteger y satisfacer los derechos establecidos, sobre todo aquellos que ha asumido como compromisos a nivel nacional e internacional.

Un marco de trabajo basado en los derechos humanos supone poner en funcionamiento mecanismos de participación social destinados a monitorear la forma en que las personas pueden ejercer y demandar sus derechos. Todo esto es igualmente válido para los derechos sexuales y reproductivos de las personas adolescentes y jóvenes.

El derecho a la salud sexual y reproductiva ha sido ampliamente discutido y consensuado como un derecho humano desde los años 90 a partir de las Conferencias de Cairo y Beijing y sus conferencias de seguimiento. Sin embargo, aún persisten enormes dificultades para aceptar que estos derechos también corresponden a las personas jóvenes, que constituyen bienes imprescindibles para que construyan su identidad de forma autónoma y que están en la base de sus proyectos de vida.

En este contexto, el PLANEA despliega una amplia estrategia de incidencia política por parte de sus socios y de los grupos juveniles asociados. Aunque generalmente se piensa en advocacy como una práctica encaminada a influenciar el proceso de formulación e implementación de políticas públicas y, fundamentalmente, de legislación, proponemos pensar la incidencia como una práctica de articulación de colectivos a partir de intereses propios, para promover una causa ante el gobierno y la sociedad. Recuperamos, en este sentido, la idea de abogacía como empoderamiento, e incorporamos como objetivo el cambio cultural y la participación social.

Apostamos por una estrategia de comunicación y abogacía que se implemente como un proceso de articulación y ejercicio político. Así entendida, la abogacía tiene como objetivo no sólo influenciar políticas o aumentar la participación ciudadana en el proceso de toma de decisiones, sino contribuir también a fortalecer a la sociedad civil –en este caso a los grupos juveniles– y ampliar la cultura democrática. 

Pensamos que el material que aquí presentamos servirá para sustentar diversos esfuerzos de incidencia política en derechos sexuales y reproductivos de adolescentes y jóvenes. Confiamos en que contribuya a los propósitos arriba mencionados integrando una sólida perspectiva de derechos y de participación en todas las iniciativas con adolescentes y jóvenes del PLANEA para así fortalecer la verdadera ciudadanía.